El cáñamo es una planta conocida por diferentes y múltiples usos: fibras textiles, aceites, combustibles ecológicos, materiales de bioconstrucción de alta resistencia, aplicaciones medicinales, entre muchas otras.

El cáñamo es la fibra textil vegetal más larga, suave y resistente. Las telas que provienen de ella llegan a ser incluso más suaves que el algodón. Es duradera, absorvente, aislante y fresca.

La planta del cáñamo no necesita herbicidas, fertilizantes o pesticidas. Como curiosidad, para confeccionar una mochila de cáñamo hacen falta 300 litros de agua, por contrapartida, para fabricar una de algodón se necesitan en torno a 7000 litros. Se trata también de una planta de rápido crecimiento y mejora la calidad de los suelos donde se planta, aportando nutrientes y previniendo la erosión. Todos estos detalles la convierten en un material ecológico y poco dañino para el planeta.

Recalcamos que se trata de uno de los materiales más resistentes que existen, dotando a los productos hechos con sus tejidos de un valor incalculable tanto para el medio ambiente y para la moda sostenible.

Para más información técnica sobre sus propiedades visita: https://mundotextilmag.com.ar/fibras-naturales-canamo/

 

Cómo cuidar los tejidos naturales de fibra vegetal de cáñamo:

 

La elección de ropa hecha de tejidos de fibra vegetal natural es buena para el medio ambiente, como ya hemos mencionado arriba. La ropa es transpirable, cómoda y puede ser fácil de cuidar.

Aprende a cuidar tus telas de cáñamo, elimine las manchas y mantenga su ropa en buen estado.

 

  1. Cómo cuidar las prendas de fibra natural de cáñamo:

El cañamo es una fibra natural fuerte y suave y generalmente se vuelve más suave con el uso y el lavado. También es más absorbente que el algodón. Las telas tejidas o tejidas con hilos de cáñamo duran más que las de algodón. Puede ser utilizado solo o mezclado con seda, algodón o rayón.

La ropa de cáñamo se puede lavar a cualquier temperatura a mano o en la lavadora. Ordenar por color y cantidad de manchas y lavar como de costumbre.

 

Las fibras de cáñamo pueden debilitarse con lejía clorada. La lejía sin diluir nunca debe aplicarse directamente sobre la tela. Incluso las soluciones diluidas debilitarán las fibras causando que se rasguen y se desgasten.

Secar al aire libre o use un ciclo de calor bajo en una secadora para obtener mejores resultados.

Use una temperatura de calor baja al planchar y gire la prenda para evitar marcas de presión.

Nuestras mochilas están hechas a mano con cáñamo, y mientras tengamos la opción, apostaremos por este material. Cada vez que investigamos un poco más sobre él lo único que encontramos son beneficios. Medioambientales. Productos duraderos, resistentes. En fin, una planta que sirve al mundo, que proporciona múltiples beneficios y de la que deberíamos sacar mucho más partido. La moda sostenible, los tejidos orgánicos, las compras conscientes, ya no se trata de una opción, es una urgencia.

 

«La única forma, si vamos a mejorar la calidad del medio ambiente, es involucrar a todo el mundo.»

Richard Rogers.

Seguimos Nebbaner@s!!